jueves, 29 de marzo de 2012

TODO ESTÁ DENTRO DE TÍ

                     
"PARA CRECER NO HAY QUE BUSCAR, PORQUE NO HAY NADA A ENCONTRAR,
NINGÚN SITIO AL QUE IR A APRENDER, NADIE QUE TE DEBA ENSEÑAR".
Saul Martinez






Nada es por casualidad, y hoy recuerdo un hermoso cuento hindú que me contó una gran persona y amigo, cenando en un rinconcito mágico de Ibiza:


El ciervo almizclero:


El almizclero es un ciervo de pequeña estatura, de pelo corto y gris. Vive en los bosques del Tonquín y del Tíbet. Todos esos bosques fueron recorridos por aquel almizclero incansable del que habla la leyenda.

¿Qué buscaba ese animal? ¿Qué es lo que le traía tan inquieto?

En cierta ocasión había percibido un olor suavísimo y quedó prendado. Era un olor muy agradable que le despertaba todos los sentidos... ¿De dónde procedía el perfume?

Empezó a husmear afanosamente entre la maleza. Siguió buscando. Giró en redondo... Palmo a palmo olfateó toda la espesura. De vez en cuando una fragancia más intensa le hacía crecer que se hallaba ya próximo a la meta de sus anhelos Inútil. No encontraba nada.

¿De dónde procedía aquel olor maravilloso? ¿Quién producía ese aroma tan preciado? ¿Serían las pequeñas flores de los prados verdes? ¿O las hierbas que crecían en las cimas altas de las montañas? ¿O quizás el rastro de algún animal desconocido?

Esta búsqueda se convirtió en la razón de vivir de aquel ciervo. Y siguió buscando sin descanso. 

Subió a las cumbres más altas; bajó a las simas más profundas, venciendo todos los obstáculos. Había llegado a perder el miedo al peligro. Ni comía, ni dormía. Ya no hacía otra cosa más que buscar... tan grande era su deseo.

Un día, exhausto, al borde de un precipicio, dio un mal paso y cayó rodando. Siempre piadosa, la naturaleza le indujo a lamerse el pecho que se había desgarrado en la caída.

Se le abrieron los ojos en ese momento: era ahí, dentro de él mismo, en su mismo pecho, donde tenía la bolsa ovalada que segregaba el almizcle.

El olor que le había seducido provenía de aquella bolsa que llevaba en su interior. Se había pasado toda la vida buscando en el exterior aquello que provenía de su interior:
¡Por fin había encontrado aquel olor!
Cuento Hindú

RECUERDA: Todo está en TU INTERIOR

Añado este video con las interesantes palabras de Saul martinez sobre el poder de la meditacion para la salud y el error del buscador

...y como dice al terminar la entrevista: 

"Hasta que no dejes de buscar, siempre serás un buscador"

                                                                                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo se admitirán comentarios de usuarios registrados con perfil real, email, IP verificable. Perfiles de identidad falsa o creados con fines no construtivos no serán tenidos en cuenta.