domingo, 23 de marzo de 2014

TEJIDO-TERAPIA

TEJIDO-TERAPIA…El nuevo YOGA para todos, ideal para el género masculino

Tejer ya no es un asunto de mujeres. Mientras en Londres y Nueva York hay hombres que se reúnen en torno a tiendas y blogs de tejido, y los actores Russel Crowe y Ryan Gosling confiesan que son adictos a sus palillos y ovillos, en Chile también hay exponentes de esta tendencia. Aquí, seis hombres cuentan por qué tejen y por qué no piensan en parar.

En enero el diario inglés The Telegraph dio cuenta de la tendencia en Gran Bretaña y describió al tejido como “el nuevo yoga masculino”, con casos de hombres urbanos, provenientes de distintos ámbitos laborales que habían hecho de ovillos y agujas, sus aliados para liberarse del estrés, dado el relajo que produce el ejercicio de esta manualidad. 

Pero el interés de los hombres por experimentar, con una actividad comúnmente relacionada con las mujeres, trasciende los terrenos de la relajación. A fines de 2013, también en Inglaterra, la marca de artículos de decoración, vestuario y materiales para manualidades John Lewis, ubicada en la céntrica Oxford Street, abrió un curso de tejido a punto de media exclusivo para hombres. Y hace unos meses la marca de prendas tejidas Wool and The Gang estrenó una campaña para derribar el prejuicio de que el tejido es asunto exclusivo de mujeres. 

Es bueno que los niños tejan, les relaja y hace que no estén tan nerviosos y estresados.

Pascal Uranga Alcalde tiene 12 años  y es campeón nacional de snowboard, y fanático del skate. Pascal hace cuatro que teje las bufandas y gorros que usa para entrenar y competir.

Pascal dibuja a lápiz sus diseños, y luego elige los colores de las lanas para en pocas horas tener terminados sus tejidos.
Pascal Uranga Alcalde tiene 12 años  y es campeón nacional de snowboard, y fanático del skate. Pascal hace cuatro que teje las bufandas y gorros que usa para entrenar y competir.Pascal dibuja a lápiz sus diseños, y luego elige los colores de las lanas para en pocas horas tener terminados sus tejidos.












Muchas son las personas que tejen, y al hacerlo se dan cuenta de que su salud mental mejora. Si nunca has tejido, no dudes en iniciarte, te aportará un sinfín de beneficios y satisfacciones.
Estas son algunas de ellas:

·     Tejer fuera de casa y en buena compañía: Muchas patologías mentales, como la depresión,   pueden comenzar por un largo periodo de enclaustramiento en el hogar. Suele ser el primer síntoma. No tenemos ganas de salir de casa porque nos encontramos algo depres. Lo mejor suele ser encontrar un motivo para salir de casa, el tejer puede ser una gran excusa.

·     Socializar: A veces no nos damos cuenta de lo importante que es mantener el contacto con nuestros congéneres. Los club o grupitos que quedan para tejer ofrecen la posibilidad de tertulia durante la labor. Eso nos ayuda a olvidarnos de nuestros problemas o incluso de expresar nuestro malestar a otras personas, cosa que hace sentirse mejor con uno mismo.

·     Concentrarte en una tarea que te gusta: Puede que nuestro cerebro sea nuestro mayor enemigo. En ocasiones no nos deja pensar en otras cosas que no sean nuestros problemas. Al tejer, te concentras en lo que estás haciendo o al realizar una labor repetitiva consigues evadirte y alcanzar cierto nivel de meditación. Desconectar es esencial.


·     Ayuda a mejorar la autoestima: Al acabar una labor, te das cuenta de que has hecho algo productivo y a toda tejedor le invade un sentimiento de orgullo al verse capaz de hacer algo maravilloso.

·      Algunos psicólogos lo recomiendan: Al parecer, algunos psicólogos recomiendan a sus pacientes que realicen algún tipo de manualidad como el ganchillo porque ayuda a calmar los nervios. A otras personas que tienen obsesión con la comida les ayuda a dejar de pensar en ella.

El tejer ayuda a muchas personas y de formas diferentes: Cada cual tiene su personalidad, su estilo y su motivación.  Confeccionar prendas o crear a través de labores o manualidades  es algo más que un placer. Cuando tejes, aún inconscientemente, te concentras en el presente y te olvidadas de problemas y de otros "males"…