miércoles, 11 de septiembre de 2013

CRECER Y RE.INVENTARSE

Re-inventarse no significa cambiar quién se es, sino cambiar la forma de ser y de estar en el mundo. Para ello, uno ha de salir de su zona de confort, de su ámbito conocido y familiar. Esto genera en las personas un intenso miedo y con frecuencia una gran angustia.
Conocerte y comprender cómo funciona tu mente y cómo puedes gestionar tus pensamientos y emociones de forma madura y consciente, conduce hacia un crecimiento de la autoestima, a conseguir paz interior y bienestar físico y emocional. Todo ello te ayudará a crear y cuidar unas relaciones personales mucho más sanas y satisfactorias.
Las personas que se reinventan no hacen borrón y cuenta nueva, partir de cero; lo más importante que deben hacer es cambiar su mentalidad. Hace falta grandes dosis de humildad y de coraje para empezar de nuevo. Por eso, en mi experiencia, la reinvención va unida a un gran crecimiento interior.
"Reinventarse no quiere decir convertirse en alguien distinto a quien sé es, sino sacar a flote nuestro verdadero SER. Es en este nuevo espacio de posibilidades donde afloran la creatividad, la sabiduría y la energía que transforman por completo nuestra experiencia, trayendo una mayor serenidad, ilusión y confianza a nuestras vidas. Está en nosotros, en el ejercicio de nuestra libertad personal, hacer elecciones que paulatinamente nos lleven a transformar nuestra forma de mirar".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo se admitirán comentarios de usuarios registrados con perfil real, email, IP verificable. Perfiles de identidad falsa o creados con fines no construtivos no serán tenidos en cuenta.