lunes, 2 de abril de 2012

SER COMO EL ÁRBOL


La energía de los árboles, su forma y su simbolismo son importantes mensajes de sabiduría para el ser humano que conecta con ellos.

La Sabiduría de los Árboles:

"Entre las cualidades que nos transmiten los árboles centenarios está el sosiego, el volvernos más tranquilos, restablecer el equilibrio y a percibir la calma regeneradora. Nos enseñan que la quietud y el silencio son el mejor aliado para un desarrollo pleno para seres que comparten con ellos a la madre Tierra"

También nos recuerdan que crecemos desde el propio centro, lo que significa que debemos vivir atentos a nuestros pensamientos, nuestras acciones, y verificar que sean congruentes con nuestro ser más íntimo, con nuestra verdad interior.

" El árbol es un arquetipo de generosidad; da frutos, flores, sombra, leña... 
Nutre, abriga y sana. Posee la infinita capacidad de dar de un modo natural".

 "El árbol nos recuerda que debemos crecer hacia lo más alto, hacia lo espiritual, lo abstracto, y para ello, es necesario estar bien arraigado en la tierra, en lo concreto, en la materia. Y es, como debe ser el ser humano, un ser que une Cielo y Tierra".

"El árbol es un gran ejemplo del paso del tiempo y del sentido cíclico de la existencia: mostrando etapas en que brotan fuerzas nuevas; otras en que se expanden y manifiestan para luego dar fruto, para finalmente soltar todo lo que ya no necesita y disponerse desnudo a comenzar de nuevo".




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo se admitirán comentarios de usuarios registrados con perfil real, email, IP verificable. Perfiles de identidad falsa o creados con fines no construtivos no serán tenidos en cuenta.